Site Loader

consigue propósitos año nuevo, planificar, objetivos, lograr, enero
consigue propósitos año nuevo, planificar, objetivos, 2021,

¡Hola!

Terminar diciembre diciendo que has conseguido cumplir todos los propósitos del año de tu lista. ¿Te suena de algo? Si eres como el resto de los mortales, seguramente te sonará a criatura mitológica, a polvo de hadas, a gente amable un lunes, no sé. A pedir un refresco o un cubata y que no te hayan colado una pajita. 😂.

Porque madre mía, qué drama griego. Que si este año me vuelvo runner. Que si quiero bajar de peso (pero los turrones y el cocido bien pa’ dentro). Que este año si que saco todo el plástico del baño, diga mi familia lo que diga. JA. Que ese cuento ya me lo conozco yo, y no es que tenga poca fe en ti (o en mí), es que todos hemos pasado por ahí, y tenemos la mala costumbre de simplificar las tareas antes de hacerlas, de pensar que vamos a estar igual de motivadas que hoy cada día, y de creer que somos súper heroínas todos los días del año.

Y no, señoritas, (o señoras, como más te guste). Que los días pasan y cuando no tienes que alargar las tardes de trabajo, tienes hijos, perros, gatos, una familia que atender y conciliar, clases, un workshop, un novio que quiere un bizcocho. Una cita médica, o es el único día en meses que se alinean las constelaciones para que todas tus amigas estén libres esa tarde (sois cuatro, y sigue siendo difícil). O la pereza oiga, que es suficiente. Y si no llueve. Y NO PASA NADA.

Es normal, tenemos una vida en la que NO se puede planificar todo, y eso que a mí me encanta planificar, y levantarme cada día sabiendo qué cosas voy a hacer en mi jornada de trabajo y en mi tiempo libre. Será un defecto laboral, quizá. 😛 El caso es que en mi casa nunca faltan una agenda y un calendario, éste vaya (y no es porque lo diseñe yo, es que REALMENTE no sé vivir sin ellos). Me ayudan a mantener todo en orden, a programarme mejor y a anotar aquellas cosas que me gustaría llevar a cabo durante la semana, los recordatorios de nuevas rutinas, anotar ideas para el proyecto en fin, que es casi mi diario personal.

Por eso, y como del año pasado salí de forma poco digna pero sorprendentemente satisfactoria en cuanto a mis propósitos para 2020, voy a contarte 5 sencillos pasos para que este año, sí o sí, logres al menos la mitad (oye, que no depende todo de mí, 😂.).

¿Preparada? Coge lápiz y papel, y ¡empezamos!

Conseguir tus propósitos de año nuevo con estos 4 sencillos pasos

Concreta tus objetivos, bájalos a tierra.

Tenemos la mala costumbre de pensar en propósitos muy generales, y abstractos. ‘Quiero ponerme en forma’, ‘Quiero comer más sano’, ‘Quiero ser más ordenada’. Vale, pero pensemos: ¿qué significan realmente estos conceptos? Estoy segura de que pueden significar cosas muy diferentes para varias personas. En definitiva, son poco concretos, no dicen nada de utilidad, y sobre todo, no te ayudan a lograrlos.

Todo proyecto se empieza bajando a tierra las acciones. ¿Qué significa para ti comer más sano? Puede ser cenar un plato de verduras 3 veces por semana, si no estás acostumbrada a cocinarlas. O comer 2 piezas de fruta al día, si no comes nada en este momento. Esto son objetivos concretos, fáciles de comprender, y sobre todo, de medir.

planificación, objetivos, tareas, notas, propósitos

Si te marcas como objetivo comer 2 piezas de fruta al día y lo consigues, sabrás que has empezado a ‘comer más sano’, porque así es como tú lo entiendes. Si no te marcas estas tareas, ¿cómo vas a concluir que te acercas a tu objetivo general? ¡Es imposible!

Te hago algunas sugerencias de pequeñas tareas para diferentes objetivos genéricos, se trata de que te marques tareas a cumplir con cierta frecuencia, puede ser lo que tú quieras:

  • Quiero ser más zero waste –> Voy a elegir 3 productos de casa cada mes y a buscar opciones sin embalaje o rellenables. Voy a aprender una receta nueva cada mes para preparar en casa y evitar envases. Voy a llevar siempre encima bolsa, botella, y cubiertos reutilizables.
  • Quiero llevar una vida más sostenible –> Voy a revisar la procedencia y materiales cuando compre algo nuevo. Voy a leer 1 libro sobre sostenibilidad cada 2 meses.
  • Quiero comer más sano –> Voy a ir una vez a la semana al mercado y voy a cocinar un plato de verduras mínimo 3 días por semana. Voy a sumarme al #NoMeatMonday, y comeré sin carne los lunes.

Esto sólo son ejemplos, y dependerá sólo de ti misma y tu progreso personal. ¿A que tiene más lógica ahora? Es que los hábitos se consiguen poco a poco, es imposible pasar de todo a nada y que funcione, porque no somos máquinas. Ahora, apunta esos conceptos más generales y las pequeñas tareas que te has marcado, y vamos al siguiente paso.

Sé realista con tus propósitos, y bondadosa contigo misma

Vamos a dar un repaso rápido a las tareas que hemos escrito. Ahora hagámoslo pensando en todos los imprevistos que te comentaba al principio. ¿Crees que tus tareas son asequibles? ¿Te suponen un esfuerzo grande? Sé comprensiva contigo misma. Ni todos los días vas a tener el mismo tiempo ni las mismas ganas. Sigue adelante con estas tareas sólo si estás segura de que las puedes cumplir con cierta comodidad, o que puedes ser flexible con los tiempos.

No te sobrecargues. Conseguir todos tus propósitos de año nuevo está muy bien, pero también es muy sencillo acabar hasta la coronilla de las exigencias de una misma y mandarnos a pasear, o pensar que no somos lo suficientemente buenas, cuando lo que sucede es que tenemos un foco poco adaptado a nuestra realidad. Roma no se construyó en un día, y la persona que tú quieres ser, tampoco.

bondad, sororidad, mujeres, feminismo, lograr objetivos

Planifica

Esta es mi parte favorita. Siéntate, coge tu calendario o agenda y tu lista de tareas, y aquí está el kit de la cuestión: distribuye las tareas por semanas y meses. No quieras empezar todas las nuevas rutinas de golpe la primera o segunda semana de enero. Que sí, que sé que se nos come el ansia y el día 15 de enero ya queremos ser 100% zero wasters, vegans, comelibros, deportistas, artistas, grandes profesionales, tener la casa perfectamente ordenada y cocinar como Carme Ruscalleda. Pero oiga, que no funciona así la vida, lo siento, no la he inventado yo.

Empieza las primeras semanas con dos nuevas rutinas: apunta en el calendario las nuevas mini tareas los días que mejor te venga, y ve marcándolas cuando las cumplas. Eso te hará ser consciente y seguir avanzando. Si decaes, reformúlala, piensa qué no está funcionando y si quizá bajar la frecuencia te ayudaría a cumplirla. Sobre todo, intenta recordar qué te llevó a anotar ese propósito.

Así, ve organizando las tareas como tenga más sentido para ti (de fácil a difícil o de difícil a fácil, tú te conoces mejor que nadie y depende también de tus objetivos) pero no las amontones el primer mes. Por experiencia te vas a hartar y con suerte continúas haciendo una o dos. ¿Quieres empezar a correr? Igual en plena ola de frío polar en enero no es lo más motivador del mundo, ni te estás cuidando mucho. Proponte empezar a finales de febrero o marzo, y empieza por otras tareas que puedes hacer en casa. Que empieces más tarde no significa que no estés trabajando en ello: todo plan de éxito tiene un orden.

¡Prémiate!

Bien que nos martirizamos cuando no cumplimos aquello que hemos pensado, ¿eh?. Pues estar en el camino para conseguir tus propósitos de año nuevo no es poca cosa. Así que cuando hacemos bien las cosas, también debe haber consecuencias. Positivas, en este caso, claro. ¿Has decidido hacer más deporte y lo estás cumpliendo? Una tarde de relax y auto cuidados en la ducha, un masaje, un chocolate caliente con churros o un trozo de tarta (un día es un día, o varios a la semana😂.) cualquier cosa que te encante pero haciéndola con consciencia y sabiendo que es un premio a tu constancia.

autocuidado, consigue propósitos, éxito, cuidarse, mimos, invierno, hygge, cozy

Recuerda que estás a tiempo de pedirme el calendario zero waste para planificar tu 2021 de forma más sostenible aquí abajo, en el que te enseño cada mes una receta formulada por una experta, enfocadas a reducir residuos y reconciliarte con las cosas hechas a mano y a fuego lento.

¡Deseo que estos consejos te hayan servido y tu 2021 esté lleno de éxitos!

Un abrazo, Sandra

Post Author: Sandra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *