Site Loader
receta fruta confitada naranja escarchada zero waste sin residuos sostenible vida slow
receta fruta confitada naranja escarchada zero waste sin residuos sostenible vida slow

¡Hola!

Hoy vengo a haceros la vida un poquito más feliz con una sencilla receta para hacer fruta confitada en casa. Si crees que no te no te gusta la fruta confitada, te prometo que es porque no has probado una buena naranja confitada en casa (o en panandería) como dios manda (o quien sea que mande).

Yo la utilizo para alegrar mis yogures del almuerzo; aunque tengo que confesar que me apasionan los lácteos, nunca he sido una gran amante del yogur. Así como la leche, los quesos y la mantequilla tienen un sabor desbordante para mí, los yogures que solíamos comprar en casa me aburrían por su textura, y no me parecía que aportaran mucho sabor.

Eso cambió en el momento en que tuve que empezar a cuidar un poco más mis almuerzos, (30 años, EJEM EJEM) y pasar de los bocadillos, galletas, hojaldres o cochinadas varias de panadería o supermercado, a una opción bastante más sana y menos calórica.

Fue entonces cuando me planteé llevar un yogur a la oficina. Como me aburrían soberanamente, busqué la forma de darle vidilla, convertirlo en una pequeña fiesta de sabores que pudiera variar para no aburrirme.

Además, en un punto aprendí a hacer yogures en casa, que adoro profundamente y que nos han ayudado a eliminar completamente los envases de plástico dudosamente reciclables, y más si tenemos en cuenta que mi chico come yogur como un dinosaurio. A bote de kilo por semana íbamos, no te digo más.

Alegra tu yogur con ‘toppipngs’

Por si te pasa como a mí y aborreces de forma suprema el yogur solo, te apunto una lista de ideas para que puedas ir cambiando cada día y almorzar sea una alegría, y no un suplicio insípido:

  • Frutos secos como avellanas o nueces
  • Avena
  • Granola (la amo)
  • Chocolate negro en trocitos
  • Semillas (de calabaza, de amapola, de lino, etc.)
  • Cereales, copos de maíz
  • Miel
  • Fruta (natural, deshidratada o confitada)

Esta última parte es la que nos ocupa en este post. Este proceso de cambio lo hice al mismo tiempo en el que empecé a reducir residuos en casa, y poco a poco fui encontrando opciones para que la mayor parte de los ‘toppings’ procedieran de productos sin plástico y cada vez más naturales, sostenibles y sanos. Muchos de ellos los compro a granel, a un precio más o menos razonable (algunos de ellos en SpinFood, ojo, no es publicidad, es una recomendación sincera porque admiro de corazón su iniciativa).

Sin embargo, para la fruta deshidratada no encuentro una combinación que me guste: o la compro en el súper envasada en plástico aunque compre el formato más grande, o me tengo que conformar con las combinaciones de frutas que hacen en tiendas a granel, que, además de no ser muy barata, no me encanta.

La solución se me apareció como una virgen las pasadas navidades, que hice naranja confitada para el roscón de reyes, y lo vi claro: Es muy fácil de hacer, y con apenas tres trocitos endulzas el yogur, que le da un toque crujiente que me encanta.

Además, al estar hecho con azúcar, se conserva perfectamente durante meses, por lo que sólo tendrás que hacerlo una vez cada tanto. Como también es bastante gordi, te recomiendo que no te pases. Está muy rica, pero todo con medida. A ver si vamos a estar cambiando el bocadillo por yogur pero nos estamos metiendo en cuerpo 3 rodajas de naranja confitada al día jaja.

Os prometo, que SABE A NARANJA. Lo repito: SA-BE A NA-RAN-JA. A naranja de verdad. No a zumo de naranja o a golosina de naranja, y creedme, porque soy valenciana y esas cosas me nublan la vista. No soporto los sabores a concentrado de naranja, supuesta naranja, o no sé qué historias chinas.

Ahora sí, vamos al lío:

Receta para hacer fruta confitada

Lo único importante que debes hacer es revisar la sartén cada 20 minutos aproximadamente, yo me pongo un timmer y voy acercándome a dar la vuelta con cuidado a las rodajas, para que no se rompan y me queden bien bonicas, que da gusto verlas cuando terminas.

Aunque el proceso no es de cinco minutos, al utilizar el fuego al mínimo no consume tanto como el horno, y puedes prepararte fácilmente fruta para 3 meses en una sola tanda, ya que gracias al almíbar que queda, se conservará muy bien si lo metes todo en un tupper de vidrio en la nevera.

Apunta los ingredientes que necesitas, ¡y manos a la obra!

receta fruta confitada naranja escarchada zero waste sin residuos sostenible vida slow ingredientes azúcar residuo cero postre dulce
receta fruta confitada naranja escarchada zero waste sin residuos sostenible vida slow ingredientes azúcar residuo cero postre dulce

Espero que lo pruebes y te enamores de ellas tanto como yo: como he comentado alguna vez, hacer nuestros propios productos en casa es empoderador y nos permite liberarnos un poquito de la dependencia hacia los supermercados.

¡Déjame cualquier duda en comentarios y te responderé lo más pronto posible! 🙂

Hace poquito publiqué la receta para hacer pan casero con panificadora. ¿Te apetece verla? Haz click aquí.

Post Author: Sandra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *